Sistema de refuerzos

En Padres en la Nube hemos desarrollado un sistema educativo completo basado en el eficaz esquema de refuerzos.. De forma sencilla puedes ayudar a tu hijo adolescente en su desarrollo personal.

Antes de empezar es importante que distingas entre aquellos comportamientos que debe poseer ya en función de su edad y maduración y aquellos que aún no tiene pero que sería bueno que adquiriera. Por ejemplo, imagínate que tu hijo es un adolescente responsable con sus tareas en casa. Sin embargo tiene serios problemas para administrar su tiempo ocio y no es capaz de llegar a casa a la hora pactada cuando queda con sus amigos.

El objeto de refuerzo en este caso serían sus retrasos en el regreso a casa y nunca el cumplimiento de sus responsabilidades en el hogar. A medida que tu hijo adquiera la capacidad pactada podrás fijar un nuevo objetivo a reforzar-castigar. Para asignar refuerzos a tus hijos primero añade sus cuentas y después toca en su icono. Gracias a la plataforma podrás llevar a cabo una gestión de puntos sencilla con los que luego tu hijo podrá obtener diferentes refuerzos.

Recursos educativos - Refuerzos y castigos
Puntos de familia

Te permitirá valorar el comportamiento de tu hijo proporcionándole puntos.

Propina

Podrás variar la propina de tu hijo en función de su comportamiento.

Tiempo

Te permitirá variar el tiempo que pasa realizando sus actividades favoritas.

Contrato

Especialmente reservados para acuerdos que estableces con tu hijo.

+ Asígnalo ante un buen comportamiento.
+ + Solo si el comportamiento es extraordinario.
Ante un comportamiento inadecuado leve.
– – Solo ante un mal comportamiento grave.
Una vez hayas establecido la cantidad y frecuencia de propina desde el apartado Datos de familia, podrás variarla ante un buen o mal comportamiento.
Este recurso puede ser muy eficaz si tu hijo es independiente y sabe administrar su dinero.
Sin embargo en ocasiones puede resultar una solución dudosa si no controlas en qué se gastan el dinero que le das. Por eso te recomendamos prestar atención a esto.
Asigna tiempo como recompensa. Es importante que conozcas bien en qué actividades emplean su tiempo de ocio tus hijos para gestionarlas como elementos reforzantes.
Resta tiempo cuando sea necesario apartar a tu hijo de la escena. Por ejemplo durante una pelea entre hermanos. Puedes usarlo para mandar tu hijo a su cuarto o para dejarle sin posibilidad de jugar a la videoconsola.
Esta sanción puede ser muy dura para los adolescentes dependientes. Recuerda aplicarla con cuidado y de una forma progresiva analizando cómo van reaccionando tus hijos ante ella.
Especialmente reservados para acuerdos que estableces con tu hijo.
Es posible que alguna vez te haya pedido algo que te ha parecido que se tiene que ganar con un poco de esfuerzo, aunque no sabes cómo gestionarlo. La mejor manera es establecer un contrato con él, de forma que los dos salgáis ganando con su cumplimiento. Con estos Tramos de Contrato puedes regular este tipo de acuerdos y evaluar su cumplimiento.

Puedes crear un contrato con tu hijo aquí.