Normas en casa

Normas en casa

Normas en casa

Un adolescente espera tener un esquema de normas claro.

Una vez que adquiere independencia y libertad de elección, tu hijo convertirá vuestro hogar en su laboratorio social de pruebas. Explorará las normas de la sociedad y el mundo de los adultos desde allí.

Si percibe dudas o incoherencias por parte de los adultos las criticará y enfrentará.

Se ha demostrado que la falta de consistencia es uno de los mayores errores de una familia porque afecta de forma muy negativa a la educación y estabilidad emocional del adolescente.

Por eso es importante que tu hijo cuente con un esquema de seguridad y normas en casa. Para ofrecérselo deberás trabajar las normas de vuestro hogar y establecer las pautas que regularán la convivencia.

Puedes escuchar el artículo Normas en casa en el siguiente podcast
También puedes ver un resumen del artículo Normas en casa en el siguiente video

Las normas en casa de la mano de profesionales

El otro día una amiga me preguntaba por las normas con las que trabajamos en el Centro de Menores.

Todos nuestros chicos son adolescentes y tenemos que mantener un esquema de reglas muy claro.

He de reconocer que en nuestra primera etapa en el Centro pasé por una fase normativa. Recuerdo aquellos primeros años como algo caótico a diario. Nació una necesidad de controlarlo todo.

Esto nos llevó a elaborar complicados manuales con retorcidas reglas que complicaban todo. Las propuestas llegaban a ser incomprensibles algunas veces.

¿Quieres conocer tus habilidades como padre?

Con las herramientas de nuestra escuela de padres podrás evaluar tus capacidades personales para establecer normas a tu hijo. Entenderás de qué forma afectan a tu familia con nuestro test específico

La segunda fase vino al constatar que nuestros chicos no entiendían lo que les estábamos pidiendo.

El lenguaje que utilizábamos era muy técnico. Habíamos tenido en cuenta tantas posibilidades que se hacía difícil la comprensión.

En esta segunda etapa hicimos un lavado de imagen de las normas, pero limitado a incluir dibujos en los manuales y resúmenes intercalados para que resultaran más llevaderos.

Pero a la tercera va la vencida. Cuando nos dimos cuenta de lo que realmente importaba en las normas y fuimos capaces de exprimir su esencia.

Después de años de trabajo llegamos a un punto de simplificación.

Igual que las nuestras, las reglas de tu hogar tienen que definir un esquema básico de funcionamiento, pero dejando espacio para el sentido común y la comprensión mutua.

Es así como nació Tres por Tres. Tres categorías de normas básicas con tres apartados específicos en cada una. Así logramos pautar unas exigencias mínimas de convivencia.

Una propuesta de normas, Tres por Tres

  • Relación con los demás: interacción de tu hijo con su entorno social. No se refiere exclusivamente a la familia, sino a la relación con cualquier persona. Dividimos este apartado en tres categorías más específicas:
    • Comunicación: patrones de relación que utiliza para comunicarse. Aquí se incluiría el uso de un lenguaje adecuado, el tono de voz, el empleo correcto de las redes sociales…
    • Ética y valores: incluye los aspectos que nos hacen genuinamente humanos. Supone un trabajo adicional por tu parte para tratar estos temas de forma individual. Se refiere a aspectos vitales como la violencia, las actividades altruistas, el respeto a los mayores, la igualdad de género, igualdad entre razas, libertad de elegir opciones sexuales o religiosas, trato de la discapacidad, ecología…
    • Conflictos y educación: este punto es crítico por la necesidad de dotar a tu hijo de herramientas para resolver conflictos alternativas a la violencia. Aquí se incluyen habilidades claves como la inteligencia emocional, el control de impulsos o la asertividad.
  • Hábitos saludables: decisiones que tu hijo toma sobre su estilo de vida. Las hemos dividido en tres apartados que consideramos clave:
    • Alimentación: se espera una dieta sana y equilibrada, respetando las horas y las cantidades mínimas y máximas de ingesta.
    • Ocio y deporte: se ha demostrado científicamente que la actividad física es beneficiosa durante la adolescencia. Regula el funcionamiento cerebral y evita que tu hijo busque situaciones de riesgo.
    • Drogas: incluyendo tabaco y alcohol. Tu papel será el de informar a tu hijo sobre sus riesgos y ser un punto de equilibrio a los argumentos que encuentre en su grupo de amigos y en influencias externas al hogar.
  • Actividades y tareas: tu hijo adolescente comenzará a tener responsabilidades y a ser libre para elegir las actividades en las que ocupa su tiempo. Además empezará a exigir intimidad e independencia. Las normas en casa deben regular estas capacidades a través de tres objetivos:
    • Orden: tu hijo adquiere una responsabilidad sobre su habitación y sus pertenencias. También sobre los espacios y materiales familiares de los que hace uso.
    • Responsabilidades: las tareas que asume tu hijo tanto en casa como fuera de ella. En tu hogar deberás acordarlas y fuera conocerlas y orientarlas. Este punto incluye la asistencia al colegio y el deber de ser responsable con sus estudios.
    • Cumplimiento de horarios: es importante que dejéis claras las horas y ofrezcas a tu hijo herramientas y recursos para que cumpla sus compromisos.

Este planteamiento de normas en casa es básico. Serviría para una convivencia regulada, pero seguro que en tu familia tendrás que plantear normas específicas.

Por ejemplo establecer las horas de regreso a casa los fines de semana, las responsabilidades compartidas que tendréis en el hogar, las actividades de ocio de tu hijo…

Además ten en cuenta que deberás calibrar la importancia de las conductas que evalúas. No será lo mismo que tu hijo se deje la cama sin hacer, que se pelee en el colegio con un compañero.

Ten en cuenta también la importancia de la repetición. Si tu hijo incumple sistemáticamente un acuerdo tendrás que trabajar sobre ello de forma específica. Por ejemplo, si llega todos los días tarde a clase, o si nunca hace los deberes. La repetición en un incumplimiento implica la necesidad de una atención preferente sobre esas cuestiones.

Por realizar el cuestionario50 Puntos
Los Puntos de Usuario de Padres en la Nube te ayudarán a conseguir recompensas en la web. Sólo por ser usuario y utilizar la plataforma podrás obtener cursos de forma gratuita y materiales especificos para mejorar la educación de tu hijo.

¿Estás entendiendo el artículo?

"Normas en casa" lo escribió:

Félix Martínez Abad

Burgos, España

Llevo más de una década conviviendo y aprendiendo con adolescentes.

Trato de unir toda esa experiencia a mis conocimientos sobre nuevas tecnologías para desarrollar recursos educativos útiles.

Deja tu comentario

*


CONSIGUE UN EBOOK GRATUITO

5 errores que nunca debes cometer con tu hijo adolescente.

ebook gratuito 5 errores que no debes cometer en la educación de tu hijo adolescente

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar