Adolescentes y nuevas tecnologías

Adolescentes y nuevas tecnologías

Adolescentes y nuevas tecnologías

Nuestra sociedad está cada vez más comunicada. La mayoría convivimos con las nuevas tecnologías en el trabajo, en nuestra casa o durante el tiempo de ocio. Y este fenómeno se vive de forma especial entre nuestros jóvenes. Adolescentes y nuevas tecnologías parecen ser ya dos caras de la misma moneda.

Pero, ¿cómo viven los adolescentes los medios digitales? ¿Cuál es la tendencia que siguen y la evolución que se puede esperar de su uso?

En este artículo analizamos los últimos informes sobre nuevas tecnologías para descubrir el uso que tu hijo adolescente hace de Internet.

Sólo un dato, los jóvenes estadounidenses pasan casi 9 horas utilizando dispositivos digitales. Ello sin contar el tiempo que pueden emplear en el colegio haciéndolo.


Puedes escuchar el artículo Adolescentes y nuevas tecnologías en el siguiente podcast
También puedes ver un resumen del artículo Adolescentes y nuevas tecnologías en el siguiente video

Un tsunami de información

La adolescencia es una etapa eminentemente social. Tu hijo buscará un papel dentro de su grupo de amigos y tratará de encontrar su sitio. Por ello la comunicación y la información serán fundamentales para él. Adolescentes y nuevas tecnologías son aliados inseparables para lograrlo.

Se ha encontrado que nuestros jóvenes tienen pánico a perderse cualquier evento social. Se muestran ansiosos por no enterarse de las cosas o quedarse fuera de algo que sus amigos están haciendo. Esto se traduce en que a nivel digital tu hijo será usuario de cualquier red social en la que estén sus amigos o sus personas de referencia.

En inglés se ha etiquetado esta característica como FOMO (Fear Of Missing Out), que se podría traducir como “miedo a quedarse fuera”.

Los adolescentes se definen a sí mismos en relación a su grupo de referencia. Internet es para ellos una forma de comunicación y un medio para expresar su identidad. Y las nuevas tecnologías y las redes sociales son claves en este proceso.

Existen en el mundo casi 20 comunidades en Internet que superan los 100 millones de usuarios. Y este proceso no dejará de crecer este año.

¿Quieres conocer tus habilidades como padre?

Con las herramientas de nuestra escuela de padres podrás evaluar tus capacidades para comunicarte con tu hijo de forma correcta. Entenderás de qué forma afectan a tu familia con nuestro test específico

El desarrollo de filtros

Debido a la multiplicidad de redes sociales y alternativas para la comunicación, la cantidad de información que manejará tu hijo será desorbitada.

Dado que no podrá analizarla de manera exhaustiva, desarrollará estrategias de filtrado para lograr gestionarla:

  • Se ha encontrado que uno de los filtros más poderosos que utilizan los adolescentes se basa en la credibilidad. Para tu hijo serán fiables aquellas fuentes de información que más se parezcan a él, porque con ello demuestran conocerle mejor y saber lo que necesita.
  • Otro filtro será el apoyo social. Hoy en día la mayoría de las redes sociales permiten la interacción de los usuarios para apoyar o rechazar contenidos. Esta será la condición inicial para que tu hijo dé credibilidad a una fuente de información en Internet.

En el caos de información de la Red aparecen destacadas las figuras de los Influencers. Esta palabra inglesa se puede traducir como “personas influyentes”. Son líderes de opinión de masas, condicionando los gustos y preferencias de muchos adolescentes.

Se ha demostrado ya en diferentes estudios que influencers de YouTube tienen más inlfuencia para los adolescentes estadounidenses que las estrellas de Hollywood.

Internet a la carta

Una de las cosas curiosas que se ha encontrado respecto al nexo entre adolescentes y nuevas tecnologías es que existen perfiles de consumo.

Dependiendo de la personalidad de tu hijo, utilizará Internet para alguno de estos tres cometidos:

  • Jugador online: el perfil de los jugadores en Internet es muy claro. Utilizan de forma preferente las nuevas tecnologías para jugar. La mayor parte de las veces prefieren experiencias colectivas y la asociación con otros jugadores. Además gustan de comparar sus resultados con los demás a jugar solos o retarse a sí mismos.
  • Usuario de redes sociales: la mayor parte del tiempo que estos adolescentes pasan en Internet es para comunicarse. Conocer lo que hacen sus amistades y crear contenidos relevantes para otros es su pasatiempo principal.
  • Consumidor audiovisual: hay un perfil concreto de usuario adolescente de las nuevas tecnologías que consume material audiovisual. Se trata de adolescentes que emplean prioritariamente la televisión y los canales de vídeo en Internet. En realidad es un tipo de rol más pasivo que los anteriores y pierde gran parte de la naturaleza creativa de Internet y los medios digitales.

Y se ha demostrado que el consumo de Internet depende de la edad y el sexo de los adolescentes:

  • Estadísticamente se ha encontrado de forma general que los chicos juegan más que las chicas en Internet. Tienen predominantemente un perfil de jugadores online.
  • Por su parte, las chicas utilizan mucho más las redes sociales, escuchan música de forma más habitual y leen frecuentemente a través de la pantalla. Utilizan las nuevas tecnologías de forma más diversificada.
  • El perfil de consumidor de material audiovisual es el más joven de los tres. Entre los 8 y los 12 años el uso de este tipo de contenidos es mayor. Esto se puede interpretar como que a medida que el adolescente va madurando, se convierte en una persona más creativa, con mayor capacidad para manifestar su identidad y elaborar contenidos de consumo para sus amigos.

Interacción adolescentes y nuevas tecnologías

La tónica es que tu hijo emplee diferentes tipos de medios digitales para su uso de Internet. Esto supone que de tener acceso a los mismos empleará diferentes dispositivos a la vez para acceder a la red.

En cuanto a las redes sociales existen ya diversas alternativas al alcance de los adolescentes y se ha encontrado que hacen un uso segmentado de las mismas. Vídeo y fotografía a través de Snapchat e Instagram. Contacto familiar a través de Facebook. Influencia social a través de Twitter. Búsqueda de información a través de Youtube.

En todo caso los datos analizados muestran que casi la mitad de la interacción con las nuevas tecnologías en la adolescencia se realiza a través del móvil.

En cuanto a las preferencias que se manifiestan en la relación adolescentes y nuevas tecnologías, los estudios afirman que lo que más gusta es escuchar música a través de Internet. Y el canal más utilizado para este cometido es YouTube.

Además, paradójicamente, junto a la música, la televisión sigue siendo el entretenimiento favorito del adolescente. A pesar de la diversidad de dispositivos y opciones de ocio, la caja tonta sigue ocupando un lugar privilegiado entre ellos.

Se ha encontrado que el tiempo que pasan los adolescentes escuchando música aumenta con la edad, a la vez que baja el consumo pasivo de la televisión.

Y un último uso que hacen nuestros jóvenes de las nuevas tecnologías es para la búsqueda de información que no se atreven a preguntar. Saben que sus motores de búsqueda preferidos, Google o YouTube les proporcionarán la respuesta.

Por realizar el cuestionario50 Puntos
Los Puntos de Usuario de Padres en la Nube te ayudarán a conseguir recompensas en la web. Sólo por ser usuario y utilizar la plataforma podrás obtener cursos de forma gratuita y materiales especificos para mejorar la educación de tu hijo.

¿Estás entendiendo el artículo?

Bibliografía consultada para escribir “Adolescentes y nuevas tecnologías”

"Adolescentes y nuevas tecnologías" lo escribió:

Félix Martínez Abad

Burgos, España

Llevo más de una década conviviendo y aprendiendo con adolescentes.

Trato de unir toda esa experiencia a mis conocimientos sobre nuevas tecnologías para desarrollar recursos educativos útiles.

2 comentarios

  1. Creo que uno de los problemas con los que se encuentran actualmente muchos padres, es cuando ceder a la presión del adolescente por tener su propio móvil. Me parece muy interesante lo que hizo está madre,Janell Hofman, madre de Greg, un adolescente de 13 años, al que regaló su codiciado teléfono móvil estas Navidades. Lo sorprendente es que el aparato no venía solo sino acompañado de un contrato redactado por su madre: “¡Feliz Navidad! Ahora eres el orgulloso propietario de un iPhone. Eres un chico bueno y responsable de 13 años y te mereces este regalo. Pero con la aceptación de este presente vienen algunas reglas y regulaciones”. La madre incluyó un contrato con 18 reglas a seguir si el chaval quería conservar su valioso móvil. Estas son las normas dictadas por la progenitora:
    1. Es mi teléfono. Yo pagué por él. Yo te lo presto a ti. ¿No soy la mejor?
    2. Yo siempre conoceré la contraseña.
    3. Si suena, cógelo. Es un teléfono. Di “hola”, haz gala de tus modales. Jamás ignores una llamada si en la pantalla se lee “Mamá” o “Papá”. Jamás.
    4. Le darás el teléfono a uno de tus progenitores de inmediato a las 19h30 cada día de colegio y a las 21h el fin de semana. Estará apagado toda la noche y se volverá a encender a las 7h30. Si no harías una llamada al teléfono fijo de alguien, donde sus padres pueden contestar, tampoco llames o envíes mensajes con el móvil. Escuchas esos instintos y respeta a las otras familias como nos gusta que nos respeten a nosotros.
    5. No irás al colegio con él. Conversa en persona con la gente a la que envías mensajes. *Los días de media jornada, las excursiones y las actividades extraescolares requerirán consideraciones especiales.
    6. Si se cae en el baño, se golpea contra el suelo o se esfuma en el aire, eres el responsable de los costes de sustitución o reparación. Corta el césped, haz de canguro, ahorra dinero de tu cumpleaños. Si ocurre, tendrás que estar preparado.
    7. No uses la tecnología para mentir, hacer tonterías o engañar a otro ser humano. No te involucres en conversaciones que sean dañinas para los demás. Sé un buen amigo.
    8. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas nada a través de este medio que no dirías en persona.
    9. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas a alguien algo que no le dirías en voz alta y en presencia de sus padres. Autocensúrate.
    10. Nada de porno. Busca en la web información que compartirías abiertamente conmigo. Si tienes alguna duda sobre algo, pregunta a una persona. Preferiblemente, a tu padre o a mí.
    11. Apágalo, siléncialo, déjalo a un lado en público. Especialmente en restaurantes, en el cine o mientras hablas con otro ser humano. No eres una persona maleducada, no dejes que el iPhone cambie eso.
    12. No envíes ni recibas imágenes de tus partes íntimas o de las partes íntimas de cualquier otra persona. No te rías. Algún día estarás tentado de hacerlo, a pesar de tu gran inteligencia. Es arriesgado y puede arruinar tu vida adolescente/joven/adulta. Es siempre una mala idea. El ciberespacio es vasto y más poderoso que tú. Y es difícil hacer que algo de esa magnitud desaparezca, incluyendo una mala reputación.
    13. No hagas tropecientas fotos o vídeos. No hay necesidad de documentarlo todo. Vive tus experiencias. Quedarán registradas en tu memoria toda la eternidad.
    14. Deja tu móvil en casa a veces y siéntete protegido y seguro de esa decisión. No está vivo ni es ninguna extensión de tu cuerpo. Aprende a vivir sin él. Sé mejor y más poderoso que FOMO [en inglés, siglas de “fear of missing out”, el miedo a perderse algo que está ocurriendo, a no estar siempre conectado].
    15. Bájate música que sea nueva o clásica o diferente de la que millones de tus semejantes escuchan, que es siempre lo mismo. Tu generación tiene un acceso a la música mayor que cualquier otra en la historia. Aprovéchate de ese regalo. Expande tus horizontes.
    16. Practica juegos de palabras, puzzles o rompecabezas de vez en cuando.
    17. Mantén tus ojos arriba. Observa el mundo que sucede a tu alrededor. Mira por la ventana. Escucha a los pájaros. Date un paseo. Habla con un desconocido. Pregúntate sin buscar en google.
    18. Te harás un lío. Te quitaré el teléfono. Nos sentaremos y hablaremos sobre ello. Volveremos a empezar. Tú y yo siempre estamos aprendiendo. Estoy en tu equipo. Estamos juntos en esto.
    Tras estas 18 directrices, la carta termina con el despido de la madre: “Espero que puedas aceptar estos términos. Muchas de las lecciones aquí recogidas no se aplican sólo al iPhone, sino a la vida. Estás creciendo en un mundo que cambia rápido. Es apasionante y tentador. Haz las cosas sencillas. Confía en tu poderosa mente y en tu gran corazón por encima de cualquier máquina. Te quiero. Espero que disfrutes de tu nuevo y espectacular iPhone. ¡Feliz Navidad!”

    • Félix Martínez
      dice:

      Justo el otro día leía el artículo sobre el tema en el blog de la madre de Greg. Me encantó la idea. Deberíamos aprender y poner en práctica inciativas así.

      Creo que es importante valorar las decisiones que se toman como padre y las responsabilidades que asumimos nosotros y nuestros hijos por ellas.

      ¡Gran aportación Ana! Muchas gracias.

Deja tu comentario

*


CONSIGUE UN EBOOK GRATUITO

5 errores que nunca debes cometer con tu hijo adolescente.

ebook gratuito 5 errores que no debes cometer en la educación de tu hijo adolescente

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Política de cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar