Dormir durante la adolescencia, factor clave para el desarrollo

Dormir durante la adolescencia, factor clave para el desarrollo

Dormir durante la adolescencia, factor clave para el desarrollo

Parece que no damos al descanso la importancia que merece. Dormir durante la adolescencia el tiempo suficiente y en condiciones favorables es clave para un correcto desarrollo.

En este artículo analizaremos las últimas investigaciones al respecto para orientarte sobre el descanso adecuado para tu hijo.


Puedes escuchar el artículo Dormir durante la adolescencia, factor clave para el desarrollo en el siguiente podcast
También puedes ver un resumen del artículo Dormir durante la adolescencia, factor clave para el desarrollo en el siguiente video

La importancia de dormir durante la adolescencia.

El doctor Suresh Kotagal es uno de los expertos en el sueño y descanso adolescente.

Reconocido a nivel internacional es una referencia para el estudio de los trastornos del sueño y los hábitos correctos de descanso de los adolescentes.

Puntualiza tres síntomas que la falta de sueño puede provocar en tu hijo y que puedes reconocer fácilmente:

  • Pobre atención: dificultades a la hora de mantener el foco de atención durante mucho tiempo. La falta de sueño provoca un déficit en esta capacidad. Al contrario, dormir lo suficiente y con unos hábitos correctos fortalece esta habilidad.
  • Baja concentración: tu hijo puede mostrar dificultades para desarrollar tareas complejas, puesto que su capacidad para mantenerse concentrado es más baja. Esto se traduce en una falta de habilidades y en que las actividades se lleven a cabo de una forma más lenta.
  • Trastornos emocionales: un tercer síntoma que determina la falta de sueño se produce a nivel emocional. Tu hijo puede mostrarse irascible de forma reiterada sin explicación aparente. Al tener menos atención y una baja concentración las exigencias de su entorno pueden llegar a frustrarle. Y eso hará que se muestre contrariado.

Para que te hagas una idea del problema, Suresh Kotagal llega a comparar las alteraciones que produce la falta de sueño con las que se pueden encontrar en una persona que sufre una intoxicación por alcohol.

Curiosidades sobre el sueño durante la adolescencia.

Dormir y el desarrollo cerebral

Investigadores de la Universidad de Georgetown han corroborado que existe un circuito neuronal en el cerebro de los adolescentes implicado en la toma de decisiones y en su plasticidad o habilidad para adaptarse y modificarse ante nuevos entornos.

Si tu hijo no tiene un descanso correcto puede ocurrir que este circuito se vea alterado, lo que determinará un inadecuado desarrollo cerebral.

El sueño y el sobrepeso

Aunque parezca mentira, dormir bien tiene mucho que ver con el sobrepeso.

Se ha encontrado una relación entre los patrones al dormir durante la adolescencia y el Índice de Masa Corporal (IMC).

Investigadores de la Universidad de California, en Berkeley han realizado un seguimiento durante 15 años de los hábitos de acostada de un grupo de adolescentes de Estados Unidos.

Han encontrado que hay una clara relación entre la hora de acostada de estos jóvenes y su índice de masa corporal (IMC). Es decir, los adolescentes que se van a la cama tarde tienen más posibilidades de padecer obesidad.

Las nuevas tecnologías y el sueño de tu hijo

Últimamente se están estudiando los efectos que tiene sobre el sueño el uso de las nuevas tecnologías. Investigadores de la Universidad de Rutgers en Estados Unidos han descrito los efectos que tiene el chateo nocturno en adolescentes.

Con la luz apagada, el uso de dispositivos electrónicos con pantalla afecta a los ritmos circadianos. Esto puede suponer alteraciones en la fase de sueño profundo con una consecuente falta de descanso.

Es decir que si tu hijo utiliza el móvil después de apagar las luces para dormir, su sueño se verá alterado y descansará peor.

Dormir durante el fin de semana para estudiar durante la semana.

Por si fuera poco, en la Universidad Complutense de Madrid han encontrado que dormir durante la adolescencia más en fines de semana puede reducir el rendimiento académico de tu hijo.

Es decir que si tu hijo está acostumbrado a un patrón regular de ocho horas y los sábados y domingos se levanta muy tarde será muy probable que empeore su rendimiento académico porque descompensa sus ciclos de descanso.

La relación entre dormir y la diabetes tipo 2.

Otra de las estudiosas destacadas en el ámbito del sueño durante la adolescencia y la niñez es la doctora Jordan Gaines.

Sus investigaciones en el Penn State’s College of Medicine han descrito cómo en adolescentes que no llegan a las fases de sueño profundo aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 en la edad adulta, así como alteraciones en la insulina y un aumento de la grasa del vientre.

Recomendaciones para que tu hijo duerma correctamente.

Como ves, todos los estudios que te hemos descrito son claros.

El sueño y el descanso son fundamentales para el correcto desarrollo de tu hijo y la prevención de enfermedades o trastornos en su desarrollo.

En general se recomienda dormir entre siete y ocho horas. Los patrones de sueño corto, menos de cinco horas y media, se han demostrado más peligrosos para la salud que los de sueño largo, más de nueve horas. En ambos casos la salud física y psicológica de tu hijo puede verse afectada de forma severa.

Te dejamos algunas claves concretas que hemos recogido de todas estas investigaciones para disfrutar un buen hábito de dormir durante la adolescencia:

  1. La hora de acostada: es muy importante que tu hijo se acueste siempre a la misma hora. No es bueno que el fin de semana desajuste el horario y lo recupere en la mañana de los días festivos. Para que te hagas una idea de las recomendaciones el margen que los especialistas consideran para variar de una forma saludable es de dos horas. Es decir, que si tu hijo se suele acostar a las diez de la noche entre semana, el fin de semana podría como máximo irse a la cama a las doce.
  2. No dormir de día: aunque en España exista la costumbre de acostarse por la tarde para dormir un rato de siesta cada vez es más común la evidencia científica en contra. Parece que una correcta higiene del sueño pasa por dormir durante la adolescencia preferentemente durante la noche y de una sóla vez.
  3. Ejercicio cinco veces a la semana: el ejercicio físico es clave para un sueño reparador. El cuerpo de tu hijo está en desarrollo y necesitará gimnasia para un correcto equilibrio físico. Cinco sesiones a la semana de una hora de ejercicio de moderado a intenso son suficientes.
  4. Evitar los estimulantes: aunque son pocos los casos cada vez se encuentra un consumo mayor de nicotina o café en edades tempranas. Evita que tu hijo fume o tome cafeína porque afectarán a su descanso y salud de forma dramática.
  5. La tecnología y el sueño no se llevan bien: como pauta evita el uso de móviles o pantallas una hora antes de acostarse. Como te hemos explicado perturban los ritmos circadianos y esto puede desequilibrar las fases de sueño profundo de tu hijo.
  6. Sueño regular: despertarse en medio de la noche puede ocurrirnos a cualquiera. Pero si esto pasa es mejor intentar seguir durmiendo que dar la luz, leer o comer. Todas estas actividades interfieren en el sueño y el cuerpo adquiere hábitos que luego serán más complicados de suprimir.
Por realizar el cuestionario50 Puntos
Los Puntos de Usuario de Padres en la Nube te ayudarán a conseguir recompensas en la web. Sólo por ser usuario y utilizar la plataforma podrás obtener cursos de forma gratuita y materiales especificos para mejorar la educación de tu hijo.

¿Estás entendiendo el artículo?

Bibliografía consultada para escribir “Dormir durante la adolescencia, factor clave para el desarrollo”

"Dormir durante la adolescencia, factor clave para el desarrollo" lo escribió:

Félix Martínez Abad

Burgos, España

Llevo más de una década conviviendo y aprendiendo con adolescentes.

Trato de unir toda esa experiencia a mis conocimientos sobre nuevas tecnologías para desarrollar recursos educativos útiles.

Deja tu comentario

*


CONSIGUE UN EBOOK GRATUITO

5 errores que nunca debes cometer con tu hijo adolescente.

ebook gratuito 5 errores que no debes cometer en la educación de tu hijo adolescente

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar