Alimentación en la adolescencia

Alimentación en la adolescencia

Alimentación en la adolescencia

La alimentación en la adolescencia es una de las claves para el desarrollo futuro de tu hijo. Las últimas investigaciones asocian la relación de los jóvenes y la comida con su calidad de vida posterior.

En este artículo descubrirás consejos para ayudar a mejorar los hábitos de alimentación de tu hijo. Repasamos los últimos estudios y fenómenos relacionados con esta problemática.


También puedes ver un resumen del artículo Alimentación en la adolescencia en el siguiente video

El cuerpo ideal para los adolescentes.

Un estudio del IDIAP ha tratado de definir cuáles son las aspiraciones de los adolescentes en referencia a su físico. En definitiva, qué cuerpo es el más codiciado en esta franja de edad.

Los resultados no sorprenden. Las chicas quieren estar más delgadas y los chicos más musculosos. Los adolescentes actuales buscan tener cuerpos similares a los referentes sociales que les ofrecemos en televisión y en los anuncios de Internet.

Lo importante de la investigación es que lo ha constatado a nivel estadístico. Además en el estudio se encuentra que casi el 20% de las mujeres adolescentes manifiestan tener autoestima baja, mientras que en los chicos el porcentaje es menos de la mitad, cercano al 7%.

Con estos datos cabe plantearse si la aspiración de tener cuerpos perfectos de los adolescentes responde exclusivamente a modas. ¿O quizás exista otro factor escondido detrás de esta tendencia que puede llegar a condicionar la alimentación en la adolescencia de tu hioj?

Un valor útil de comparación para analizar el equilibrio físico de una persona es el Índice de Masa Corporal (IMC). Un curioso estudio al respecto estudia la relación entre el índice de masa corporal de los adolescentes y su inteligencia.

Relación entre el IMC adolescente y la inteligencia.

Para poner en relación las dos medidas, se han llevado a cabo estudios muy interesantes. En concreto, investigadores de la Escuela Hadassah Braun han encontrado un vínculo entre el IMC en jóvenes y su inteligencia en la edad adulta.

Aquellos adolescentes que tenían una mayor altura en función de su IMC, que relaciona la altura con el peso, eran más inteligentes años después. Es decir, que los adolescentes altos y bien proporcionados demostraban un mejor rendimiento en pruebas cognitivas que aquellos con sobrepeso en relación a su altura.

La interpretación que hacen los autores del estudio es que aquellos adolescentes que disfrutan en su vida de unas condiciones ideales para su desarrollo, en la edad adulta desarrollan su inteligencia de una forma más marcada.

Calcula el Índice de Masa Corporal de tu hijo

Peso

50

Altura

150
Valor IMC
Valor IMCInterpretación
Menos de 15Delgadez severa
15.0 - 16.0Delgadez moderada
16.0 - 18.4Delgadez leve
18.5 - 24.9Normal
25 - 29.9Preobeso
30 - 34.9Obeso Tipo I (Obesidad leve)
35 - 39.9Obeso Tipo II (Obesidad media)
Por encima de 40Obeso Tipo III (Obesidad mórbida)

Curiosamente la mera abundancia de recursos y alimentos en estas edades no sería suficiente. Para un correcto equilibrio del IMC el deporte es un arma fundamental. Es por ello que es necesaria también la motivación y la fuerza de voluntad para realizar ejercicio físico y desarrollar el cuerpo de forma integral.

Parece que la aspiración adolescente de chicos musculados y chicas delgadas no está muy alejada de una utilidad social. Los tipos físicos ansiados por los jóvenes son los que a la larga detentan mejores resultados en inteligencia y cognición.

Adolescentes y alimentos: satisfacción con la comida.

Pero el deporte no lo es todo para un buen IMC. La dieta y una alimentación equilibrada son clave para un desarrollo óptimo de tu hijo. Que tu hijo se sienta satisfecho con la comida y que disfrute con ella son igual de importantes.

En este ámbito, la investigadora Laura Micoli y su equipo de la Universidad de Granada han estudiado la satisfacción con la alimentación en la adolescencia.

En concreto se han centrado en los postres dulces como representante de las comidas, por la relación percibida que tienen con la posibilidad de engordar. Han demostrado que el placer por este tipo de alimentos depende de varios factores:

  • Obesidad: aquellos adolescentes que mostraban obesidad experimentaban menos placer por los alimentos dulces.
  • Dieta: los participantes en el estudio que estaban llevando a cabo algún tipo de dieta también tenían menos interés por los dulces. Estas dietas incluían tanto aquellas de restricción calórica o de determinado tipo de alimentos, como las que suponían saltarse comidas o comer con menos frecuencia.
  • Hábitos poco saludables: aquellos adolescentes que consumían alcohol o dormían poco también demostraban menos placer con los alimentos dulces que los que tenían vidas más sanas.

Lo que queda claro en este estudio es que aquellos adolescentes que sienten mayor placer por la comida son los que tienen una relación más saludable con los alimentos. Los que no hacen dietas restrictivas, tienen un adecuado índice de masa corporal y manifiestan hábitos beneficiosos en su vida. Y parece claro que esta relación positiva les protege del sobrepeso y del desarrollo de trastornos de alimentación.

Los adolescentes cocineros tendrán mejor alimentación en la edad adulta.

Pero cabe preguntarse si existe alguna herramienta para motivar a una mejor alimentación en la adolescencia. Jennifer Utter de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda y su equipo se han dedicado al estudio de los factores que influyen en la elección de una dieta saludable.

En concreto se plantearon estudiar a un grupo de adolescentes durante 10 años y ver cómo evolucionaban sus hábitos alimenticios en función de diversos factores. Descartaron que el sexo, el nivel educativo o la raza fueran importantes. Pero encontraron una variable que sí explicaba las elecciones saludables.

Hallaron de forma inesperada que aquellos adolescentes que tenían buenas habilidades como cocineros y que confiaban en sí mismos como tales tenían un mejor pronóstico. En concreto detectaron que estos adolescentes cocineros demostraban en la edad adulta tres factores que determinaban una dieta más sana:

  • Preparaban con más frecuencia platos con verduras.
  • Tenían menos tendencia a consumir platos de comida rápida y alimentos poco sanos.
  • Realizaban más comidas en familia en su edad adulta.

Como ves un curso de cocina para tu hijo no sólo le ayudará a mejorar sus habilidades para preparar nuevos platos. Será un auténtico aliado para mejorar su dieta durante la edad adulta y proteger su salud.

Bibliografía consultada para escribir “Alimentación en la adolescencia”

"Alimentación en la adolescencia" lo escribió:

Félix Martínez Abad

Burgos, España

Llevo más de una década conviviendo y aprendiendo con adolescentes.

Trato de unir toda esa experiencia a mis conocimientos sobre nuevas tecnologías para desarrollar recursos educativos útiles.

Deja tu comentario

*


CONSIGUE UN EBOOK GRATUITO

5 errores que nunca debes cometer con tu hijo adolescente.

ebook gratuito 5 errores que no debes cometer en la educación de tu hijo adolescente

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar