Los 5 derechos de los padres

Los 5 derechos de los padres

A menudo se olvidan los derechos de los padres. En nuestra sociedad, la tónica habitual consiste en hablar de los derechos de los niños. Y la situación se complica cuando tu hijo se va convirtiendo en adolescente.
Se consideran las obligaciones de los padres, pero no se tienen en cuenta de forma habitual sus derechos. En este artículo te proponemos los 5 derechos de los padres en referencia a la educación de un hijo adolescente.

Podcast

Puedes escuchar el artículo Los 5 derechos de los padres en el siguiente podcast


Vídeo

También puedes ver un resumen del artículo Los 5 derechos de los padres en el siguiente video

Derecho a conocer la vida privada de tu hijo.

La adolescencia suele convertirse en una etapa de alejamiento. La mayoría de los adolescentes tienden a distanciarse de su familia y buscan referencias en grupos de amigos externos al hogar.
Normalmente como padre llegas a conocer, o al menos intuir, lo que tu hijo hace durante el tiempo libre fuera de casa. Pero hay ocasiones en las que pueden aparecer síntomas extraños y a pesar de tu preocupación, el adolescente mantiene en secreto sus actividades.
Puedes llegar a sospechar que tu hijo se vea envuelto en problemas con drogas, robos o delincuencia. Si estás en esta situación y mientras sea menor de edad debes considerar que como padre eres el responsable de su protección y su salud.
Esto justifica que puedas utilizar estrategias para conocer su vida privada y así poner remedio a los problemas que experimenta y que pueden afectar su desarrollo. Los derechos de los padres se fundamentan en base a la crianza y la protección de sus hijos.

Formación Padres en la Nube

Descubre las mejores herramientas educativas para conectar con tu hij@ adolescente.
Un curso especialmente diseñado para mejorar la comunicación en casa y la motivación de tu hij@.

Inscríbete ahora

Derecho a elegir la educación que das a tu hijo.

De momento no existe un carné de padre. Nadie te obliga a estudiar un módulo de paternidad en la universidad. Y esto es un problema. Muchas veces te puedes sentir desamparado e indeciso. La responsabilidad de educar es tuya y la sociedad tiende a juzgar a un padre por los resultados que se ven en su hijo. Esto puede ser injusto en ocasiones y muy doloroso en otras.
Sin embargo, sí se ha encontrado que existen unas formas de educación que son más productivas que otras y que suponen menos conflictos familiares. Imagínate las posibilidades que existen. Puedes ser un padre autoritario en un extremo o muy tolerante en el otro.
Tienes derecho a elegir la postura que quieras de las dos. Lo que se ha encontrado en la investigación al respecto es que son más eficaces las alternativas intermedias. Saber cuándo ser firme y cuándo ser laxo es algo que tendrás que aprender. Pero si logras una buena combinación de ambas posturas tendrás el éxito educativo asegurado.
Elegir el tipo de educación es uno de los derechos de los padres, pero ten en cuenta que una educación exitosa reúne:

  1. Firmeza a la hora de establecer unas normas con criterios claros. Pocas reglas sobre aspectos que se consideran importantes en tu familia aseguran estabilidad y respeto.
  2. Tolerancia cuando muestres confianza en tu hijo si demuestra que la ha merecido. La educación es una cuestión de dar y recibir. Padre e hijo estáis en una relación de dependencia y el proceso tiene que ser una evolución por las dos partes.
  3. Diálogo para establecer las normas a partir de la adolescencia. Tu hijo querrá ser parte de tu hogar y una buena forma de conseguirlo es que participe de las tareas familiares y de la organización de la casa.
  4. Claridad en los criterios que estableces para la obtención de premios y castigos. La estabilidad es clave para un adolescentes y agradecerá vivir en un mundo predecible, tanto para lo bueno como para lo malo.
  5. Unanimidad entre todos los adultos responsables que educan. No puedes permitir que tu criterio educativo sea diferente al de tu pareja. Tu hijo viviría en una lucha continua por entender su realidad y por sacar tajada aprovechando la situación.

Nuestra recomendación es que te asesores sobre las formas de educar y que valores la que mejor se adapta a tu situación. Cuando tienes buenas herramientas y sabes utilizarlas el trabajo es más sencillo y con mejores resultados.

Derecho a castigar a tu hijo.

El castigo es una herramienta tabú en nuestra sociedad. Sin embargo la investigación demuestra que es una de las formas más efectivas de cambio de conducta. En determinadas circunstancias puede ser una opción eficaz.
Si te planteas el castigo como herramienta educativa ten en cuenta que:

  • El castigo físico es ilegal, anti-ético y deplorable. Lo mismo podríamos decir de la violencia verbal o psicológica. Y esto último es más habitual en las familias de lo que puede parecer.
  • No castigues con la privación de alimento, con la posibilidad de que tu hijo se comunique o con su descanso. Tienes un arsenal infinito de posibles castigos para tu hijo sin tener que recurrir a sus necesidades básicas. Tampoco es recomendable el estudio como castigo, porque luego se puede convertir en una actividad aversiva. Te estarás preguntando qué otras opciones quedan.
    Pues ahí van algunas:

    • Pérdida de privilegios en el hogar.
    • Reducción de las horas de tiempo libre o de ocio independiente.
    • Pérdida de puntos de comportamiento o fichas de refuerzo.
    • Afectar contratos de comportamiento para recibir premios.
    • Pérdida de una parte de la paga semanal.

Como ves, muchos de los castigos que te planteamos pasan por que hayas establecido un esquema de refuerzos y premios en tu hogar. Cuando quitas algo que tú administras jugar con las variables para educar a tu hijo se vuelve sencillo.

Elegir las normas de casa es otro de los derechos de los padres.

Poco podemos añadir en este punto. Las normas se pueden consensuar en familia. Tu hijo puede participar en su elaboración. De hecho, esto será muy positivo para que luego las cumpla.
Pero ten en cuenta que el responsable de las normas serás tú. El que tenga que responder de ellas y el que deberá vigilar su cumplimiento en casa. Estas obligaciones justifican otro de los derechos de los padres fundamental. Puedes elegir, imponer, eliminar, aumentar, endurecer o flexibilizar las normas de tu hogar cuando lo consideres.
Tu hogar lo diriges tú y como buen director de orquesta interpretarás la partitura a tu gusto. A pesar de que puedas otorgar licencias a los músicos en determinados momentos o pedir ayuda a otros compañeros, el responsable de que todo suene bien serás tú.
Si te cuesta elaborar las reglas de tu hogar visita este artículo sobre la mejor forma de establecer unas normas en casa.

Derecho a premiar a tu hijo.

Los refuerzos son la estrategia más recomendable en educación. Tenemos una sociedad y una pedagogía que se centra en lo negativo. Sin embargo, cada vez más se están postulando nuevas ideas con mejores resultados para conseguir una educación eficaz.
Al igual que los castigos, los refuerzos sin motivo son una mala opción. Tu hijo entenderá el valor de las cosas si le motivas para conseguirlas. Si premias su esfuerzo lograrás ese objetivo.
Premia a tu hijo de forma habitual y acorde a su edad. Intenta centrarte en reforzar sus logros más que en castigar sus errores. Pero no utilices los premios como algo aleatorio. Plantea retos y motiva con objetivos a medio plazo. La paciencia y la constancia también son habilidades clave a desarrollar en tu hijo.
Para terminar te dejamos un vídeo muy especial para que te motives como educador. Entiende los derechos de los padres como herramientas que te ayudarán a educar a tu hijo.

Quiz

Por realizar el test

50 Puntos help_outline

¿Estás entendiendo el artículo?

Bibliografía consultada para escribir «Los 5 derechos de los padres».

Share

Soy Psicólogo de formación, aunque hace un tiempo orienté mis estudios hacia la Ingeniería informática. Mi profesión me ha llevado a la socialización de adolescentes en centros de menores y al desarrollo de proyectos tecnológicos. En mis años de experiencia he sistematizado esquemas de trabajo eficaces con graves problemas y conflictos adolescentes. Padres en la Nube es la unión de mis dos pasiones: la tecnología como herramienta para la mejora social y la adolescencia como etapa de cambio y transformación.

Artículos recomendados

Comentarios

  1. Magistral, Félix.
    Como siempre y para no defraudar.
    Gracias por existir.

    • Gracias por tu comentario.
      Nos anima a todo el equipo a seguir adelante 😉
      Creo que los derechos de los padres son una asignatura pendiente sobre la que deberíamos reflexionar de forma detallada.
      Muchas veces se confunden las cosas y se pierde la noción de los agentes de la educación y los responsables del cambio.

  2. Nada más queda decir: excelente artículo! Privilegios indispensables que muchas veces se olvidan por amor. Muchas gracias por compartir y muy buen trabajo

  3. marvel martinez: junio 17, 2019 at 2:47 am

    me párese certera la información y exacta quizás le pudiera agregar otros valor, vivo en el salvador y aquí existe una fuerte tendencia en la cuestión que educar es maltratar a los hijos también se lora ver eso en los centros educativos con los profesores quieren educar en base a miedos y manipuleos eso no es educación se quedan corto en estrategias para educar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

close
Exit Popup

Formación Padres en la Nube

Descubre las mejores herramientas educativas para conectar con tu hij@ adolescente.
Un curso especialmente diseñado para mejorar la comunicación en casa y la motivación de tu hij@.

Inscríbete ahora

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close